El desayuno

Había preparado la bandeja con el desayuno como cada domingo. Ya ni siquiera me importaba sobre qué habíamos discutido. Lo cierto es que no puedo olvidarte ni llego a acostumbrarme a que tu lado de nuestra cama esté siempre vacío.

Lo sabré

Acabaré por saber lo que piensas cuando callada me miras, pero antes tendré que averiguar por qué cuando al penetrar en tus ojos, nunca veo lo mismo, son siempre distintos.

        Como el tacto de tu piel cuando me amas, cuando me odias…

El DALEALAI MAMA

El día que dejes de mirarme como el enemigo que no soy, empezarás a poder verme como el amigo que puedo llegar a ser.

El viejo

Ayer, casi sin darme cuenta, he llegado a viejo. Y me acordé de ayer, del otro ayer, del más lejano, del que les tocó vivir a los otros viejos, y al cual yo me enfrento ahora.

Veremos ahora que he aprendido sobre lo que no conseguí ver antes.


Venganza


Yo he sido siempre una persona que me he tomado la vida demasiado en serio, y casi siempre, se ha reído de mí.

        Pero pienso vengarme de ella cuando me muera. ¡A ver quién de los dos ríe el último!


El señor AMINO - Resultados

A MÍ NO me gusta la política. Lo que pasa es que el otro día estaba viendo los resultados de los encuentros de fútbol internacional, por...