sábado, 9 de enero de 2016

Derrame mental CM


Como todos los días, y tras una jornada muy ajetreada, cuando llegué a casa lo primero que hice fue quitarme la careta, la misma que me pongo cada mañana.

Tengo que reconocer que tras observarme detenidamente en el espejo no noté apenas cambios perceptibles, al contrario de otros muchos que guardan variedad de ellas en el armario de su hipocresía.


Como las hojas

El otoño nos trae la melancolía y nos relaja la euforia del verano. Nos mira con menos luz todo aquello que hicimos hasta ahora y sus v...