Derrame mental CM


Como todos los días, y tras una jornada muy ajetreada, cuando llegué a casa lo primero que hice fue quitarme la careta, la misma que me pongo cada mañana.

Tengo que reconocer que tras observarme detenidamente en el espejo no noté apenas cambios perceptibles, al contrario de otros muchos que guardan variedad de ellas en el armario de su hipocresía.


¡Vaya lío!

Yo me estoy perdiendo entre los políticos y la reivindicaciones por el tema de la violencia de género. Porque entre Sí es No; No es No;...