domingo, 26 de marzo de 2017

Reajuste horario 2017


Dice mi "cuñao" que estos del Gobierno tienen mucha jeta, que en vez de quitarnos la hora en fin de semana, que lo hagan el lunes a eso de las once de la mañana. Y estoy totalmente de acuerdo con él. Pero no, mejor así, para jodernos una hora de sueño y luego estar descolocados varios días. Yo, que soy estreñido por naturaleza, tengo que pactar seriamente dos veces cada año con mi sistema digestivo que ya es vago de por sí y un duro negociador.

        Esto de quitarte una hora es como lo que hace Hacienda con la declaración de la renta: primero te lo quita y luego (si procede) te lo devuelve. La cuestión es cómo te lo devuelve, porque los euros que me retienen durante todo el  ejercicio fiscal no tienen el mismo valor que cuando los recibo a mediados del año siguiente, y si yo compro patatas o naranjas en marzo de 2016 no es al mismo precio que si las compro en mayo de 2017, que ya estarán más caras y podré comprar menos cantidad. O un piso, o un coche, o los pistachos (que dicho sea de paso, ¿qué tiene este fruto seco para ser tan caro, si ya lo estamos produciendo en España?).

        Cansados de tanto sacrificio y de las consecuencias de la usurpación temporal de la hora, me temo que habrá que hacer acopio de plátanos, pepinos, zanahorias, etc, para sentirnos algo consolados, porque aquí llueva, nieve, haga aire, frío o calor, no baja nada... excepto lo que lo hace por sí mismo a consecuencia del paso del tiempo.
       
        Y ya no hablemos si entre el transcurso del principio y el final, nos hemos muerto por el camino.

                  Porque ¿quién me devuelve los euros anticipados?

                 Y sobre todo ¿qué ocurre con mi hora no vivida? 

lunes, 20 de marzo de 2017

Derrame mental XCV


Ahora que ha entrado la primavera, el mes de febrero debería dejar las consultas del psiquiatra debido a los distintos cambios de tiempo y que tanto le han alterado.

domingo, 12 de marzo de 2017

Más "R" que un perro verde (MIAU)


MIAU:

Onomatopeya de gato francés, que aunque sea callejero, siempre anda buscando comida y reclamando lo que cree que le pertenece. 



domingo, 5 de marzo de 2017

Madrid y sus nubes


Llevo años observando aquí en Madrid,  a diferencia de otras regiones de España y entre por donde sea el frente meteorológico a la península, que llueve poco y nieva menos.
        La teoría más lógica sería pensar que es tal la polución que hay sobre nuestras cabezas, que es imposible que el agua (independientemente de sus estados) pueda atravesar las nubes.

        Y no me extraña: el ser humano va a acabar con el planeta sin ninguna duda. Y más con tanta gente subiendo información a la "nube", que lo único que nos puede caer es alguna base de datos.

Como las hojas

El otoño nos trae la melancolía y nos relaja la euforia del verano. Nos mira con menos luz todo aquello que hicimos hasta ahora y sus v...