Fracaso



La envidia de algunos es tan grande que nunca te dejarán en paz. Aunque calles, aunque no sonrías, aunque simules no pensar.


        Su fracaso es su desesperación por saberte feliz.

EL SEÑOR AMINO: ¿Para cuándo?

A mí no me gusta la política. Lo que pasa es que el otro día estaba pensando en el día del orgullo gay y me pregunté (a la vista de tant...