Lunes odioso

A mí me cuesta mucho despertarme por las mañanas. Especialmente los lunes. De hecho, el de la semana pasada lo hice poco a poco, muy lentamente. Me fui al baño, y tras no poder lavarme la cara ni afeitarme me volví a acostar.

        Y es que mis piernas me habían llevado hasta allí, pero mi cabeza aún seguía dormida, y sin rostro que adecentar ¡qué mejor cosa podía hacer!

El regreso

Mañana regreso al lugar desde el que me fui y nunca lo hice. Con ánimos renovados, siendo el mismo pero distinto. Allí donde, casi a la vez, me olvidaron y recordaron. Allí donde están los de siempre y los de nunca; los que me vieron sin que estuviese y los que creía ver y no estaban.

        A todos ellos, gracias por enriquecer mi alma.


El señor AMINO - Resultados

A MÍ NO me gusta la política. Lo que pasa es que el otro día estaba viendo los resultados de los encuentros de fútbol internacional, por...