domingo, 29 de septiembre de 2013

El desayuno

Había preparado la bandeja con el desayuno como cada domingo. Ya ni siquiera me importaba sobre qué habíamos discutido. Lo cierto es que no puedo olvidarte ni llego a acostumbrarme a que tu lado de nuestra cama esté siempre vacío.

No hay comentarios:

¡Ya toca!

Ya se está acercando el nuevo año y nos encontramos con el mismo problema de siempre: ¡hasta cuándo tenemos que dejar de decir ¡feliz añ...