El desayuno

Había preparado la bandeja con el desayuno como cada domingo. Ya ni siquiera me importaba sobre qué habíamos discutido. Lo cierto es que no puedo olvidarte ni llego a acostumbrarme a que tu lado de nuestra cama esté siempre vacío.

No hay comentarios:

Publicación nuevo libro: Mis Derrames Mentales +1

Hola amigo/a. Tengo la satisfacción de comunicarte la publicación de mi tercer libro «Mis de...