Conducta inapropiada


Hace pocos días fui al dermatólogo para que me echase un vistazo a unas manchas que me habían salido en las espinillas de ambas piernas. Tras examinarme exhaustivamente, el doctor se dirigió a mi esposa, y en un apartado anexo estuvo charlando con ella por espacio de cinco minutos. Al volver me dijo que se trataba de una infección llamada "callatés", producto de las patadas que ella me da para que me calle cada vez que digo algo inapropiado delante de otras personas y que yo nunca sé a qué se está refiriendo.

No hay comentarios:

El cazador cazado

Son algunos, no demasiados, los que con sus ansias de poder, de acumular riqueza, y de su cochambrosa forma de percibir la vida, arras...