Santa Rita

Santa Rita rita, lo que no se da, se quita. Algunos políticos deberían aprenderse esta pequeña variación en este refrán tan famoso.
        Pareciera que siempre está enfocado a algo material, pero respetando toda muerte de un ser humano, intentar culpar a la presión de la prensa u otros partidos políticos, de la muerte de una política es pura desfachatez, máxime cuando ahora se ha desvelado que, tras la autopsia realizada,  la causa del fallecimiento fue debida a una cirrosis.
        Más de veinte años metiendo la mano donde no se debe, y no sacándola de donde no debe estar, hace que se sospeche de alguien inmerso en la corrupción y da para muchas tensiones emocionales y arteriales.
        Lo que ellos dejan en el camino son desahucios, hambre, pena, dolor, enfermedades y también otras muertes (a veces colaterales). Pequeñas cosas que no tienen importancia, pues al fin y al cabo, la muchedumbre solo tiene derecho a sufrir, callar y aguantar en este cuchitril en que están convirtiendo el mundo cuatro desalmados y sin conciencia alguna.

        Tener cuidado con ellos, su napia les delata, sus ojos les delatan, sus palabras les delatan. Tan solo una presunta justicia lenta, abusiva, enormemente sospechosa y maniatada les vigila.

No hay comentarios:

Publicación nuevo libro: Mis Derrames Mentales +1

Hola amigo/a. Tengo la satisfacción de comunicarte la publicación de mi tercer libro «Mis de...