La playa


Esperaba ansiosamente la llegada de las vacaciones de este año, pues el anterior no me lo permitió mi maltrecha economía.
        En el mes de marzo, y con tiempo suficiente, hice la reserva de un apartamento en Alicante en primera línea de playa.
        Felices, llegado el quince de julio, nos dispusimos a disfrutar del mejor verano de nuestras vidas.

     Podrían haberme advertido que la primera línea de playa era vertical. No llegamos a ver el agua del mar, pero vamos, que aquí en Albacete tampoco se está mal y a todo llega uno a acostumbrarse.

No hay comentarios:

El cazador cazado

Son algunos, no demasiados, los que con sus ansias de poder, de acumular riqueza, y de su cochambrosa forma de percibir la vida, arras...