Olimpiadas


Yo soy una persona muy persistente. El último reto que me he propuesto es hacerme atleta olímpico.
        Llevo entrenando cinco meses, y poco a poco, he ido viendo los resultados. Mi cuerpo ha sufrido una importante transformación, aunque aún queda lejos de lo que se le exige a un atleta que se presenta a unas Olimpiadas.
        De momento el cambio más destacable lo tengo en uno de los pies. Me ha dicho el dermatólogo que me lo lave a diario y me eche una crema. No sé si llegaré a hacerme atleta, pero al menos espero conseguir curar el hongo Candida albicans ese o como coño se llame en castellano.

No hay comentarios:

El cazador cazado

Son algunos, no demasiados, los que con sus ansias de poder, de acumular riqueza, y de su cochambrosa forma de percibir la vida, arras...