Antes de entrar… dejen salir


Yo he analizado profundamente esta frase, y creo que está escrita al revés. De alguna manera se tuvo que hacer algo antes para poder facilitar la entrada, pues, de lo contrario, no se podría salir. Supongo que todos estamos de acuerdo en que no se puede salir de un sitio sin antes haber entrado.
        Y si no piensa en cuando naciste. Antes de que asomases tu cabeza, o piernas, a este mundo, alguien tuvo que entrar primero. Normalmente tu padre.

            Pues eso, lo que yo digo...

No hay comentarios:

El cazador cazado

Son algunos, no demasiados, los que con sus ansias de poder, de acumular riqueza, y de su cochambrosa forma de percibir la vida, arras...