sábado, 17 de octubre de 2015

Otoño


Sin apenas darnos cuenta se nos ha presentado el otoño. Tras un verano interminablemente caluroso ya lo tenemos aquí. Antesala del invierno.

        Aprovechando la tregua que nos regalan entre el verano y el invierno, obsequiándonos con este magnífico  tiempo,  he salido a dar un paseo en este estupendo día de primavera otoñal.

      Viendo las hojas de los árboles entregándose a la tierra, y adquiriendo esos hermosos colores inmortales, hasta se me ha despertado la vena poética y me he lanzado a componer un pequeño verso.

Me vuelvo loco al oír lo que dicen tus ojos
Me estremezco con el suave tacto de tus labios
Por medio de ti, veo lo que siempre necesito oír
Y así, oyendo tu voz, vuelvo a empezar a volverme loco.

No hay comentarios:

Sólo sé que algo sé

A los pocos días de haber cumplido un año más de los que tenía ( normalmente es así en los seres humanos, aunque es verdad que , a par...