A DOS HIJOS


Ninguno de los dos fue menos deseado que el otro. En el primero, quizá, se puso más pasión. En el segundo se buscó más la ternura, la dulzura.
        Pero en ambos hubo amor, mucho amor.

No hay comentarios:

¡Vaya lío!

Yo me estoy perdiendo entre los políticos y la reivindicaciones por el tema de la violencia de género. Porque entre Sí es No; No es No;...