domingo, 6 de octubre de 2013

Derrame mental LXXVIII

El otro día me vino a casa un recibo con muy mala pinta. Y no me extraña. Venía bastante cabreado del banco porque no quisieron atenderle.

No hay comentarios:

Sólo sé que algo sé

A los pocos días de haber cumplido un año más de los que tenía ( normalmente es así en los seres humanos, aunque es verdad que , a par...