Derrame mental LXXVIII

El otro día me vino a casa un recibo con muy mala pinta. Y no me extraña. Venía bastante cabreado del banco porque no quisieron atenderle.

No hay comentarios:

El cazador cazado

Son algunos, no demasiados, los que con sus ansias de poder, de acumular riqueza, y de su cochambrosa forma de percibir la vida, arras...