viernes, 14 de diciembre de 2012

Son risas y lágrimas

Es bien conocido que es más fácil hacer llorar que hacer reír.
        No dejo de asombrarme como día sí y día también, nuestros políticos aparecen en los medios de prensa con la sonrisa -y casi carcajada- dando sus explicaciones o réplicas a todo aquello que se les pregunta.
        Mientras ellos ríen, otros lloran, sufren. Lo que no entiendo es de qué se ríen. ¿Tanto les cuesta ser un poco más hipócritas y aparecer con un semblante serio y de preocupación? Creo que deberían dejar las risas para cuando nadie les vea, pues dicho sea de paso, motivos tienen para ello.
Y mientras ellos ríen, están consiguiendo que el resto lloremos al perder nuestros trabajos, nuestras viviendas, nuestros pocos ahorros, y en algunos casos ‘desahuciando’ sus vidas de este mundo.

No hay comentarios:

¡Ya toca!

Ya se está acercando el nuevo año y nos encontramos con el mismo problema de siempre: ¡hasta cuándo tenemos que dejar de decir ¡feliz añ...