En sus alas




¿Cuántas veces desperté pensando que era sólo un sueño? Pero nunca lo fue, era realidad. Porque la foto estaba allí, como cada mañana, ocupando su espacio. Alentando mi alma ya cansada, invadiendo mi desdicha, renovando mi desaliento.
Y le vi. Y le vi de nuevo
Invitándome a volar
A surcar los aire con él
Abrazados
En sus alas
Volamos juntos como antes
Imaginando
En sus alas
Soñando nuestros sueños
En sus alas
Imaginando acabado lo que quedó por hacer
En sus alas
Apretándole contra mi cuerpo
Besándole con pasión infinita
Mientras caen algunas lágrimas
En sus alas
Sintiéndonos, traspasándonos amor
El que quedase por ofrecer
El que produce desasosiego
Pero también esperanza
En sus alas
En sus alas de ángel.


No hay comentarios:

El cazador cazado

Son algunos, no demasiados, los que con sus ansias de poder, de acumular riqueza, y de su cochambrosa forma de percibir la vida, arras...