jueves, 25 de mayo de 2017

El cajero


"En el siglo XIV, cuando fue escrita la obra poética la «Divina Comedia» (Paraíso, canto VIII) por el florentino Dante Alighieri, la mejor forma de insultar a un catalán era recordar la rigidez de sus bolsillos". 

Va a ser que lo que se dice de la fama de tacaños de los catalanes va a ser cierto.

     Ayer fui al cajero automático de un banco próximo a mi domicilio, y tras pedirme en qué idioma quería hacer la operación le debí de dar por equivocación "en catalán".

   Fue tal mi sorpresa que al retirar los doscientos euros que había solicitado solo me dio ciento noventa.    

No hay comentarios:

Como las hojas

El otoño nos trae la melancolía y nos relaja la euforia del verano. Nos mira con menos luz todo aquello que hicimos hasta ahora y sus v...