sábado, 28 de diciembre de 2013

La malva

Me he enterado que la malva es una planta estupenda para todas aquellas enfermedades relativas al aparato respiratorio, para la gastroenteritis, las hemorroides, las paperas, eczemas, etc.

        Y yo he decidido aprovecharme de todo ello. De modo que si no me veis en una temporada larga, es que me he ido a criar malvas.

sábado, 21 de diciembre de 2013

Más R que un perro VERDE: Aletalargado


Aleta de ciertos animales acuáticos que están siempre adormilados, y cuyo tamaño es más largo de lo normal. 

domingo, 15 de diciembre de 2013

Nuevo libro


Hola amigos,

Tengo la satisfacción de comunicaros la publicación de mi nuevo libro "El barrendero de almas". Está en la línea del anterior "Relatos para reír y llorar casi a la vez"... pero espero que habiéndolo mejorado. Al menos es lo que he intentado.
Si estáis interesados en la adquisición del mismo, de momento me vale con indicármelo en el correo de mi perfil.

Gracias a todos los que confiáis en mí. Un abrazo.


Más R que un perro VERDE: Overbrooklyn


Situación que se produce cuando quieres apuntarte a la maratón de New York y hay demasiada gente para participar en ella, ya que el que no corre, vuela.

domingo, 24 de noviembre de 2013

Más R que un perro VERDE: Cansino


Persona adicta a visitar lugares donde se practican diferentes juegos de azar, y de los que no se va a marchar, aun habiendo ganado, hasta que no echen el cierre al local. 

domingo, 17 de noviembre de 2013

Previsión

Tenía un amigo muy previsor. Lo tenía todo controlado. Se pasó la vida sin probar el alcohol, iba al gimnasio para mantenerse en forma, no cometía ningún tipo de excesos, dormía ocho horas diarias, etc.
        Lo que no tenía previsto era aquel coche, que a toda velocidad, se saltó el semáforo en rojo y acabó con su vida.
        Este preciso momento, el que estamos viviendo y no otro, es el que hay que sentir y vivir. Cuando el semáforo se encuentra en verde.

domingo, 20 de octubre de 2013

Tócala otra vez

Tengo un amigo andaluz que es invidente. Eso hace, que a veces, se agobie al menor inconveniente, y solo encuentra consuelo tocando el saxo.
El otro día discutimos fuertemente, pues teníamos diferentes puntos de vista sobre un tema.
Han pasado tres días y todavía sigue tocándolo, pues no consigue calmar su “desaxosiego”

domingo, 13 de octubre de 2013

Pesado

Llegaron a mis oídos ciertos comentarios, venidos de alguna gente que decían que era una buena persona, pero un poco pesado. Yo los hago sordos,  los oídos, digo.
Si ellos tuviesen el más mínimo conocimiento del resultado de mi última analítica de sangre, seguro que su opinión sería bien distinta.
Me lo dijo el médico de cabecera: tiene usted, cuatro piedras en la vesícula, dos en el riñón derecho, y una en el izquierdo. Para colmo, el nivel del hierro está demasiado elevado.

Con esta sobrecarga en mi cuerpo puedo permitirme la licencia de ser pesado. Y a veces, plasta y coñazo. ¿O no?

domingo, 6 de octubre de 2013

Derrame mental LXXVIII

El otro día me vino a casa un recibo con muy mala pinta. Y no me extraña. Venía bastante cabreado del banco porque no quisieron atenderle.

domingo, 29 de septiembre de 2013

El desayuno

Había preparado la bandeja con el desayuno como cada domingo. Ya ni siquiera me importaba sobre qué habíamos discutido. Lo cierto es que no puedo olvidarte ni llego a acostumbrarme a que tu lado de nuestra cama esté siempre vacío.

martes, 24 de septiembre de 2013

Lo sabré

Acabaré por saber lo que piensas cuando callada me miras, pero antes tendré que averiguar por qué cuando al penetrar en tus ojos, nunca veo lo mismo, son siempre distintos.

        Como el tacto de tu piel cuando me amas, cuando me odias…

lunes, 16 de septiembre de 2013

El DALEALAI MAMA

El día que dejes de mirarme como el enemigo que no soy, empezarás a poder verme como el amigo que puedo llegar a ser.

domingo, 8 de septiembre de 2013

El viejo

Ayer, casi sin darme cuenta, he llegado a viejo. Y me acordé de ayer, del otro ayer, del más lejano, del que les tocó vivir a los otros viejos, y al cual yo me enfrento ahora.

Veremos ahora que he aprendido sobre lo que no conseguí ver antes.


domingo, 1 de septiembre de 2013

Venganza


Yo he sido siempre una persona que me he tomado la vida demasiado en serio, y casi siempre, se ha reído de mí.

        Pero pienso vengarme de ella cuando me muera. ¡A ver quién de los dos ríe el último!


martes, 20 de agosto de 2013

Desgana

Tengo un amigo que está atravesando serios problemas con su pareja. Ella, que es muy fogosa sexualmente, le dijo el otro día:
        “O te lo comes ahora, o lo tienes para la cena”.

miércoles, 14 de agosto de 2013

El arreglo

El otro día mi mujer me comentó que tenía que ir a la peluquería. Al hacerle la observación de que ya estuvo la semana pasada para cortarse el pelo, me contestó que era para que le hicieran el bigote.

        ¡A mí me gusta como lo tienes! –le dije–. Me contestó sin palabras. Eso sí, con una bofetada de la que aún no entiendo su significado.

domingo, 4 de agosto de 2013


¡Peligro!

Acuérdate, de vez en cuando, que no se te olvide fumar, beber una copa, conducir a ciento veintidós kilómetros por hora, hacer el amor entre semana, detenerte un instante para reflexionar, escuchar las preocupaciones de tu hijo, mirar un atardecer, pararte a oír el sonido de la lluvia, desconectar del mundo o hablar con un buen amigo.

        Porque de lo contrario, de lo que no te estás acordando es de vivir.

viernes, 19 de julio de 2013

¡¡ FUEGO !!

Tras un año de mucho trabajo, tenía ganas de coger las vacaciones, pues estaba bastante "quemado". ¡Quien me iba a decir a mi, que a mitad de ellas, casi acabo "chamuscado"!
Muchas gracias a todos los que os habéis interesado por el estado de salud mio y de mi familia, a consecuencia del incendio de Almorox y alrededores.


domingo, 23 de junio de 2013

Familia

Un primo mío lejano, del que no sabía nada hace mucho tiempo, me llamó por teléfono hace pocas fechas. Me dijo que se había casado con una mujer de Nueva Delhi. También me comentó que lo que más le gustó de la familia de su esposa era su indiosincrasia, tan diferente de la suya propia.

domingo, 16 de junio de 2013

Mal amor

Nunca se me han dado bien las mujeres que he conocido. Siempre me he preguntado por qué me abandonaban, qué es lo que había hecho mal.

        A todas se lo pregunté y ninguna me dio respuesta. También a la última: Verónica, ¿For qué?

viernes, 14 de junio de 2013

Admiración

Siempre he admirado a esas personas que sin tener nada, o mejor aún, renunciando a lo que tienen, se ponen al servicio de los demás para ayudarles de una forma altruista, y compartiendo con ellos el dolor, el sufrimiento, y a veces, entregando su propia vida en defensa de unos ideales y un amor que profesan sin límites hacia el prójimo.
      Me recuerdan bastante a algunos políticos, que dejan sus acomodados puestos, la tranquilidad emocional y económica que les reporta, para dedicarse también altruistamente en cuerpo y alma, a sofocar los problemas de los ciudadanos, estando en la calle con ellos, escuchándolos, solucionando sus desesperaciones, alentando su ánimo y hasta su alma: la conciencia del pueblo.
        Y todo ello sin perder la sonrisa, luciendo estupendos trajes, relojes y bolígrafos de marca, desplazándose en magníficos y caros coches de alta gama. Quizá todo esto lo hagan mientras disfrutan de una suculenta comida, fuera de menú del día, pagada con el dinero de los leprosos del pueblo, de manera que se sientan bien alimentados para poder seguir con la dura tarea de pensar como separarse un poco más de los ciudadanos que les han elegido para representarles.

         Y es que los políticos luchan para llegar al poder en una carrera de fondo, llena de mentiras y promesas incumplidas, para luego, cuando cruzan la línea de meta, y al caminar los primeros metros tras la cinta, cambiar de actitud y volver a casa derrotados, exhaustos por el esfuerzo, pero sabiendo que les espera una vida mejor que la que dejaron, como premio a su buena gestión al servicio del amo. Al amo del amo de otros incomparecientes amos, dueños de la rueda forjada a base de mentiras e hipocresías.

domingo, 9 de junio de 2013

Sonidos en la iglesia

Llevaba varios días en un estado de nerviosismo que no era propio en mí. Ni los ejercicios de relajación que me mandó el psiquiatra, hicieron que encontrara la paz que necesitaba.
No encontré mejor sitio que la iglesia para poder calmar mi ansiedad. Allí, en el más sagrado de los silencios, me entregué a las suaves palabras del máximo conferenciante episcopal, Rouco Varela, que suavemente, casi como un susurro, nos hacía llegar hasta nuestro interior la palabra de dios.
        Tanta fue la paz que encontré, que sumido en tal anestesiado estado de felicidad, me quedé dormido al oírle. Y es que cuando te oigo, emito sonidos estrepitosamente exagerados: rounco Varela.


sábado, 8 de junio de 2013

De compras

Adquirí oro.
Ni con dinero pude comprar la sanación de un ser querido. Ni con todo el dinero del mundo. Ni con oro.
Como no pude hacerlo con algo material que me sobraba, decidí cambiar de compra. Cambié el oro por el oro:
Compré oros,
Compré rezos, lamentaciones, súplicas, peticiones al Altísimo, ayudas in extremis, casos Lourdicos.
Todo a cambio de intermediar en la consecución de la vida eterna, en la idea de manipular el destino.
Pero ninguno de los dos oros fue suficiente para acallar mis lágrimas, para alejar mi pena y mi tristeza.


domingo, 2 de junio de 2013

Diferencias

La diferencia entre uno que se cree listo, y un tonto, radica solamente en el grado de su osadía ante la vida. O lo que es peor: ser tonto sin saberlo.


domingo, 26 de mayo de 2013

Viaje

Vengo de un lugar desconocido, igual al sitio donde me dirijo.  Allí, en ambos,  no hay puertas ni ventanas ni barrotes que doblegar.
        No como aquí donde vivo, donde cada día hay que derribar muros que surgen creados por el hombre con desmesuradas ganas de ambición y poder.


viernes, 24 de mayo de 2013

Reproductor musical


Mi primo Anselmo, el del pueblo, siempre ha sido muy melómano. Mientras vareaba los olivos, no cesaba de escuchar música con su reproductor musical de última generación: el aceiTunes 4.0.


domingo, 19 de mayo de 2013

Momentos



Qué canción puedo oír
Para detenerme en el recuerdo de tus besos
Qué lamento puedo escoger
Para poder disimular mi tristeza.

Qué momento puedo elegir
Para no ser injusto contigo
Qué pensamiento puedo tener
Para seguir amándote como lo hago.

Cualquier canción, lamento, momento o pensamiento
Hace que siempre palpite mi corazón
Porque te quiero hasta en el olvido
El que se cuela entre recuerdo y recuerdo.

Y es que penetras tanto en mí
que hueles a nostalgia.

miércoles, 15 de mayo de 2013

Derrame mental LXXVII



Ahora que parece ser que nos van a subir, entre otros, los impuestos de la bebida y el tabaco, yo, que no fumo, voy a empezar a hacerlo.
Me han hablado de uno que se lía.  Y es que se va a liar. Todo se va a liar, y después a ver quien se fuma este puro del abuso de poder y de la corrupción.


domingo, 12 de mayo de 2013

Un hombre


Reconozco que me ha costado bastante llegar a ser quien soy, a lo que soy. Todo a base de esfuerzo, sin apenas ayuda. Lo que se suele decir un hombre hecho a sí mismo.
        ¡Menuda cara se le puso a mi padre cuando se lo dije! Y es que a él, el tema de los cuernos en la familia nunca le gustó.


viernes, 3 de mayo de 2013

Derrame mental LXXVI



Cuando me enamoré perdidamente de mi mujer y me dijo aquello de “Siempre tuya”, nunca creí que se refería a la hipoteca. 


jueves, 2 de mayo de 2013

¡Ehhhhhhh! Viva el fútbol, los días entre semana la mejor de mis aficiones


manifestación 1 de mayo de 2013 en Madrid: 50.000 asistentes

asistencia Real Madrid-Borussia Dortmund: 79.429 espectadores

asistencia Barcelona-Bayern Munich:          95.000 espectadores

Derrame mental CXV



Profesor de inglés residente temporalmente en España, nacido en Senegal, hijo de madre francesa y padre suizo, daría clases de alemán y chino … pero no me da la gana.  ¡Vá usté a la mierda!

sábado, 27 de abril de 2013

Subir a los cielos


Jesucristo, antes de subir a los cielos, dijo que era más fácil que un camello entrase por el ojo de una aguja que un rico lo hiciese en el reino de los cielos.

        No parece que esta profecía afecte en demasía a los ricos, ya que han hecho caso omiso, a juzgar por sus ansias de amasar fortuna fruto de la codicia y la ambición.

        Si, como parece, los ricos son de derechas –políticamente hablando – ahora entiendo que sepan que nunca entrarán en el reino de los cielos, pues ahí arriba el que está sentado a la derecha de Dios padre, es Jesucristo.

        Por tanto, habrán pensado que si ese puesto influyente ya está cogido, mejor pasarlo bien aquí abajo. Con unos cuantos golpes en el pecho, una dosis justa de hipocresía, y una misa los domingos y fiestas de guardar acompañado de unas monedas para el cestillo, quizá encuentren el perdón para conseguir “el ascenso”, pero no para el puesto ansiado.

         Lo que nunca supe es quién se sienta a la izquierda de Dios ¿Algún arcángel? De cualquier manera, sean los que sean los que allí arriba se sientan, y en la forma que lo hagan, creo que ya va siendo hora de que se levanten, y que si tienen que adelantar el apocalipsis, que lo hagan cuanto antes, porque aquí abajo ya no hay cristiano que lo soporte.

 ¡Que pongan orden a tanto desaguisado que hay aquí en la Tierra, en el verdadero infierno de los vivos! 

jueves, 25 de abril de 2013

Derrame mental CXIV



Los Mayas fueron, casi con toda seguridad, los precursores de los Junias, Julias, y probablemente, los Agostas. 

sábado, 20 de abril de 2013

La ducha de Cañete




Siguiendo la recomendación del ministro Cañete, la otra mañana me levanté para ir a trabajar, no sin antes darme una ducha fría reconfortante. Aquí donde vivo, Jaca, debía de hacer siete grados de temperatura, pero yo por mi país hago lo que sea.
        Nada me importa que un tal Bárcenas se lleve el dinero a espuertas a paraísos fiscales, ni que Urdangarín sea un corrupto, ni que los partidos se financien con dinero de dudosa procedencia. ¡Qué me importa a mí que no haya más que chorizos que a mí me la ponen morcillona por no saber hacer lo mismo! Yo cumplo lo que me dicen, que para eso son ministros y entienden un “Rato”.
        Lo cierto es que a media mañana me empezó a doler la garganta, acompañado de una tos perruna con un efecto sonoro un poco sospechoso, de una tiritera titiretera, y de una fiebre de treinta y nueve grados.
        Tras cuatro horas de esperar en urgencias, haber vomitado otras tantas veces, el médico me diagnósticó “enfriamiento”. Yo lo que le entendí fue “si le digo que ha sido por el frío le miento”. Le llevé la contraria: Le dije que sí, que era verdad que había sido por el frío de la ducha.
        Si el ministro pretendía que ahorrase con la ducha fría, no lo consiguió. Entre lo que dejé de trabajar en mi empresa para acudir al médico, las horas que ocupé silla en urgencias porque no me tenía en pie, las radiografías que me hicieron, el análisis de sangre, el antibiótico y el jarabe para la tos que me dieron, el "paracetamol" para el dolor de cabeza, y un “primperan” para aguantar los vómitos, menudo gasto para la SS.
Todo ello sin contar el agua que gastaron para limpiar mis continuos vómitos. Un agua fría, que si lo llego a saber, la dejo correr en la ducha y me espero a la caliente. 

Huida


Ahora que nuestros jóvenes emigran en busca de mejores oportunidades, y que se ha acabado el tiempo de bonanza, estoy por poner pies en ponderosa. 

sábado, 13 de abril de 2013

La hora de la verdad

Es en la hora de la verdad cuando los cobardes desaparecen, quedando desnudos, solos, junto a lo miserable de sus acciones.

domingo, 31 de marzo de 2013

Volviendo a sentir



Encaminé mis pasos hacia el monte, donde hacía tiempo que no iba. El día se había presentado lluvioso, pero la fina capa de agua que caía desde el cielo no me impidió darme un paseo que tanto me gusta. El paraguas en casa. Adrede.

        Un paso seguía a otro, y mientras el agua daba en mi cara, con los ojos cerrados, iba percibiendo el olor a tierra mojada, el olor de los pinos, de las arizónicas,  de los tomillos y romeros, que todos juntos hacían un perfume que quisiera tener envasado, para embriagarme de naturaleza virgen.

        De repente la lluvia caía con intensidad, pero allí estaban los árboles, para poder guarecerme en ellos. Las nubes iban apoderándose de las montañas hasta hacerlas casi invisibles. Desde mi privilegiado sitio, pude ver embriagado la naturaleza en su estado puro, los charcos de agua que se iban formando sobre la tierra ya empapada, el devenir de los pájaros en todas direcciones, dibujando el aire con sus movimientos, y yo allí, solo, inmensamente afortunado, inhalando un aire tan limpio y fresco, que mis pulmones agradecían según penetraba en cada alveolo, observando con felicidad el entorno, sin más ruido que el aletear de los pájaros, el murmullo del viento entre los árboles, el silencio más puro.

        Allí, pude olvidarme por unas horas, de algo que no quiero ni mencionar para no estropear unos momentos mágicos. Todo ello por el tiempo que duró el paseo antes de volver a la realidad.

        A punto de salir del monte, volví la vista atrás. Apenas unos metros separaban un sentimiento, una forma de vida de otra. Tan cerca, tan lejos, pero finalmente di las gracias por estar volviendo a sentir.

lunes, 18 de marzo de 2013

La cuidadora


La otra mañana, aún siendo sábado y no tener que ir al trabajo, me levanté temprano para hacer unas cosas que hacía tiempo que por dejadez, tenía que haberlas hecho ya hace algún tiempo. Para no hacer ruido en casa, me bajé a la cafetería del barrio, y cuando estaba apurando los últimos sorbos de un rico y caliente café, en una mañana demasiado fría de este invierno que se presentó casi como todos los años, de repente.

        Fue entonces cuando entró una anciana agarrada del brazo de una mujer de rasgos sudamericanos. Su andar era torpe, lento, dubitativo, inseguro. La cuidadora la ayudó a sentarse, y pidió al camarero unas pastas que estaban bañadas por encima de fresa que a la anciana parecían gustarle mucho.

        Su mirada estaba perdida, su rostro inmóvil, no pronunciaba una sóla palabra, tan sólo gestionaba a veces, negando o afirmando, a lo que su cuidadora le preguntaba con la máxima devoción, sin atisbarse nada más en la anciana que un temblor en sus manos y cabeza. Ni una sonrisa, ni un gesto de malestar. Nada de todo.

        Iba impecablemente vestida. El pelo recogido en un moño que sujetaba con dos horquillas. Tenía la cara reluciente, seguramente de la crema que la cuidadora la había extendido.

        De repente, algo pareció contrariar a la anciana, que manifestó como bien pudo. Al instante, la cuidadora cogió sus manos temblorosas y las apretó con fuerza contra las suyas, a la vez que las acariciaba y trataba de saber qué le sucedía. No dejó de hablarla y volvió a serenarse. Le dio un bocado de las pastas y un trago de café que ingirió lentamente, mientras la cuidadora no apartaba un sólo instante su mirada de ella, sin soltar sus manos en ningún momento más que para que tomase su desayuno. Le preguntó si le gustaba lo que comía, y la anciana asintió con la cabeza afirmativamente.

        Me sorprendió que la cuidadora no la acompañase a tomar algo con ella, quizá para no perder un sólo detalle, un sólo gesto de su acompañante. Sólo la acompañaba y la cuidaba… Sólo eso. Porque sus ojos perdidos, únicamente buscaban amor, amor al contacto, sin importarle de dónde provenía. Estoy por asegurar que no sabía ni el nombre de la cuidadora que la acompañaba. Una de ésas a las que tantas veces criticamos, pero que utilizamos de intermediaria de nuestro egoísta amor en entredicho, a la cual pagamos para gastar nuestro tiempo libre y así liberar nuestra conciencia.

        Me pareció una escena enormemente tierna y triste a la vez, y fue entonces, a punto de levantarme para irme, cuando me pregunté dónde estarían sus hijos. Dónde estaba yo.

sábado, 9 de marzo de 2013

Derrame mental CXXIV


Hacía tiempo que no visitaba al urólogo, y correspondiendo a la situación actual del país donde no paran de darnos… por ahí, decidí visitarle.

        Cuando llegó el momento de la verdad, me realizó una exploración ‘a lo Bárcenas’, y tan contento me volví a casa a refugiarme en mis angustias.

martes, 26 de febrero de 2013

Derrame mental CXXIII



Tengo una pasta de dientes increíble. Se llama oraLB (Luis Bárcenas). Es magnífica para blanquear los dientes y también otras cosas.

sábado, 23 de febrero de 2013

Inocente 001




Si en este país está gobernando el ‘PP’ ¿Es porque estamos en un estado de derechas? 


jueves, 21 de febrero de 2013

Derrame mental XCI




Si tuviese que definir la situación de corrupción por la que atraviesa el país, y la forma de gestión que se está haciendo, tendría que inventar una nueva forma de expresarlo.  
       
                   ¿Quizá, estado de torcido?

lunes, 18 de febrero de 2013

Operaciones especiales


El equipo de operaciones especiales al frente del capitán Martínez, llegó al lugar donde habían recibido el chivatazo.
    Tenían fama de ser infalibles como cuerpo de élite en sus rápidas y eficaces intervenciones.
     La acción se desarrolló en secreto y en tiempo récord. Rodearon la vivienda, entraron sigilosamente.  ¡Despejado!  –dijo el primer agente; ¡Despejado! –añadió el segundo, tras inspeccionar otra de las habitaciones. ¡Despejado! –gritó un tercero. Sin embargo, allí no se encontraba el hombre que iban buscando.
   Siguieron la búsqueda saliendo al patio. Estaba diluviando. El capitán Martínez, hizo un gesto de disconformidad mirando a sus hombres.
   La operación se fue al traste, y es que alguna vez tenía que fallarle el pronóstico del tiempo.

sábado, 9 de febrero de 2013

Preposiciones


Wert, ministro de Educación, Cultura y otro, tras los últimos acontecimientos, va a sugerir un cambio en las preposiciones:
 a, ante, bajo, cabe, con, contra, de, desde, durante, en, entre, hacia, hasta, mediante, para, por, según, sin, so, bárcenas, tras, versus y vía.


domingo, 27 de enero de 2013

El rebuscador de palabras: RAJOYERO



Persona que vende joyas, pero que con sus palabras, miente continuamente al intentar hacerte creer que no son falsas.

Derrame mental CXXII



La vida y la muerte se parecen mucho: Ambas tienen la incertidumbre por delante. 

lunes, 21 de enero de 2013

El paraíso




Dios como buen padre tiene la obligación de defender a sus hijos, pero últimamente anda bastante cabreado. Tanto que lo vamos a matar a disgustos.

¡Qué poco pensaba él cuando creó el paraíso que iba a convertirse en fiscal!

domingo, 13 de enero de 2013

Feliz año nuevo


Una de las cosas que siempre me pregunto en cada inicio de año, es algo cuya respuesta no está escrita ni acordada por nadie. Jamás se lo he oído a ningún ser humano.

        Nunca he sabido hasta cuando hay que seguir deseando feliz año nuevo a la persona que te encuentras por primera vez desde el año anterior, desde que has ingerido la uva número doce.

      Se sabe que comienza justo ahí, en ése preciso instante, pero nadie sabe cuando finaliza ése deseo que dedicamos a los demás. ¿Acaba al día siguiente? ¿La semana que viene? ¿Tal vez a finales de enero o febrero?

        Recuerdo un año en que un vecino me deseó feliz año nuevo a mediados de marzo, porque decía que aún no me había visto en el año presente.

        Y yo me pregunto ¿Si le deseo feliz año nuevo a una amiga que tengo, y que nos vemos sólo por su cumpleaños allá por el mes de noviembre, ¿tengo que desearla feliz cumpleaños o feliz año nuevo, y cuál de los dos primero?

        Y es lo que yo digo: no hay nadie que haya establecido una fecha tope para dar por finalizado tal deseo, y que será más bien un tema de cordura y de sentido común, pero en este mundo tan alocado y descontrolado, creo que eso son palabras mayores.

        Los que no tienen ese problema, y parecen tenerlo más claro que nadie son los aragoneses: Allí cada vez que nace un bebé, independientemente del día del año, sacan a relucir su tozudez mientras que le dedican un ¡Feliz maño nuevo!  al recién nacido.

jueves, 3 de enero de 2013

Agárramela que me crece


Este año que comienza, y que tiene tan mala rima, parece ser que nos deparará más esfuerzos económicos, que habrá más huelgas, que crecerá más el paro, que crecerán más los desahucios, que crecerán más los impuestos, que crecerá más la pobreza,  que decrecerán los beneficios sociales, la calidad en la sanidad y de la vida en general.
        Yo creo que este año no se acaba sin que se líe.
Mi primo Pepe se quedó sin trabajo, dejó de pagar la hipoteca del piso y le desahuciaron. Pero echó mano de mi prima Pepita que le fue ayudando un tiempo a mal sobrevivir… hasta que la despidieron a ella también, al igual que habían hecho con su marido dos meses antes. Dejó de atender los pagos de su hipoteca y también la desahuciaron.
        Juntos se fueron a vivir a casa de mi tía Pepa, que es viuda hace ya veinticinco años. Una casa de cincuenta metros cuadrados.
        Con la pensión de cuatrocientos euros viven todos, incluidos los dos hijos de mi primo Pepe y las tres niñas de mi prima Pepita.
        Pepe, el más desesperado por la situación que atravesaba, hasta pensó en el suicidio tirándose por la ventana, pero finalmente lo descartó por vivir en un piso bajo, y claro, como tienen mucho tiempo para pensar y poco para vivir, se les están pasando por la cabeza algunas cosas horribles, tales como robar para poder dar de comer a sus hijos, utilizar el mercado sumergido, secuestrar algún hijo drogadicto de alguien adinerado y pedir recompensa, meterse a político o crear un banco sin fondos. Cosas, a priori difíciles, pero que como vemos a diario, se puede hacer sin gran preparación.
        Lo que ocurre es que son personas decentes y no se atreven. Están llenos de dudas, de poco sueño, de miseria y de impotencia. Saben que a los Antonios, a los Juanes, a los Luises y otros millones de personas más, les pasa lo mismo.
        También saben que la pesadilla se va a acabar pronto de una manera u otra.
         Yo, de momento para sacarme unos eurillos, me voy a meter a “mujer de mala vida” (vulgarmente prostiputa).  Total, una mentira más a la plebe no creo que se note mucho. Y si se nota, verás cómo se cumple el título de este relato.
           Lo dicho: Yo creo que este año no se acaba sin que se líe. Y esperemos que no cueste mucha sangre, porque pinta lo que se dice buena pinta, esto no tiene.

Vista



Mi amigo Anselmo es una persona que  todo lo pasa por alto y no quiere buscarse problemas. Tal es así, que tiene complejo de rana de tanto hacer la vista gorda.

Como las hojas

El otoño nos trae la melancolía y nos relaja la euforia del verano. Nos mira con menos luz todo aquello que hicimos hasta ahora y sus v...